lunes, 27 de julio de 2009

Sandra la caracola, o la vaca del mal


Les presento a mis perros, Manchas el blanco, Camila la negra, y el gris Higinio. De cola por que es imposible que se queden quietos. Tengo un tiempito yendo a caminar con los perros a un terreno que está cerca de la casa. Los primeros días, muy de mañana, cuando nosotros llegábamos, veía las colas de mucho borregos y unas vacas marchándose por la calle al lado del terreno. Pero ocurrió que un día llegué yo y las vacas y los borregos, con sus pastores estaban en el terreno. Fue un caos, los perros les ladraron, las persiguieron, los animales se pusieron locos y una vaca negra se nos aventó, a mí, al manchas, ains >o<

Las vacas me dan miedo y esta en especial me ve llegar con los perros y hasta le brillan los ojos, parece que sólo busca el momento de lanzarse contra nosotros. El cuento se ha repetido constantemente, yo llego, la Camila se les lanza, las vacas se alborotan, los pastores ni se inmutan :P claro, la histérica soy yo. A los pastores los conozco y el otro día me encontré con una de ellos, Modesta, que me dijo que la próxima vez me acercaría a las vacas. Pues hoy fue el día y claro llevé la camara. No me arrimé mucho, la vaca del mal ¬¬ me miraba feo.
Doña Modesta y su hijo. Cuando llegué estaban recogiendo hongos. Nótese la vara para controlar al ganado y espantar a la Camila.
Ahí tienen a la recabrona, la negra, se llama Sandra. Me miraba feo, yo lo sé ¬¬.

Allí se le notan las intenciones asesinas. Los borregos son chulos.

4 comentarios:

Aelo dijo...

¡¡Asado, asado, asado!!

Janendra Cien Pájaros dijo...

*-* siiiiiiiiii O barbacoa *babas*

Francisca dijo...

te dejé un premio en mi blog! :) Saludos!!!

Janendra Cien Pájaros dijo...

¡Gracias, ya me pasé!