miércoles, 12 de agosto de 2009

De fondo el suave murmullo de los mazos y cinceles. La roca cayendo. Algo se rompe, suena a cristal. Un momento de silencio y el canto sigue.

El segundo piso de la casa, de mi pedacito de piso, está en obras negras para beneficio y regocijo de mi hermana ¬¬ que ahora pasará a ser conocida como María, la destroyer. Me ahorraré la mala leche que me producen las alteraciones a mi vida cotidiana, la mala planeación de su proyecto y el no tomar en cuenta más que a su ombligo, valiéndole madres si nos perjudica a los demás o si estamos en condiciones de hacer las modificaciones a que su proyecto nos obliga. Bueno algo se me escurrió. Pero yo de lo que quiero hablar es de los albañiles.

Cuando contrate un albañil cerciórese que cuenta con su título de destructor accidental.

Los albañiles se presentaron ayer a trabajar. En un solo día tiraron dos paredes, quitaron las láminas del techo, (lindo el cielo raso), reconstruyeron una pared y jodieron la luz.

Le estaban poniendo un "tejado" a la caja de fusibles que quedó al descubierto cuando se fue la luz. Se oyó una risita seguido de un ¿qué? ¿Ya te dio miedo? Yo, que estaba en la compu, supuse que quitaron la energía para trabajar. Pero luego de que acabaron y no volvía fui a mirar, busqué al jefe para informarle de que algo sucedió. Revisión después resultó que se fundieron los fusibles. Recorrí todas las putas casas de no sé que sean ¬¬ y en la última encontré los fusibles, compré cuatro pensando en más vale tener de repuesto.

Ya no había albañiles cuando volví así que mi cuñado puso los fusibles, arriba la palanquita y ¡chispas! ¡Fusibles fundidos! De nuevo. Una cuidadosa revisión reveló que los brutos albañiles pusieron clavos sobre uno de los cables de la caja, lo que debió darles una buena descarga y generó un simpático corto ¬¬

Asegúrese de mantener entretenido a sus albañiles.

Por la mañana me levanté temprano para acabar de mudarme ¬¬ (dejé mi habitación para mudarme a una ratonera y todo eso las prisas por mi simpática hermana). Se supone que los albañiles llegaban a las ocho, me metí a bañar al diez, salía yo con mi toalla anudada al pecho cuando sonó el timbre. Asumí que eran los albañiles :P y me apresuré escaleras arriba sólo para toparme con que ya estaban trabajando xDDDDDDDDD. ¡Tanta fama de impuntuales y estos llegan antes! Como vergüenza tengo poca, le di los buenos días y subí sin más... para encontrarme al jefe de la obra en mi puerta xDDDD Otros buenos días, compermisito.

Agradezca a su albañil por poner diversión y desafíos en su vida

Vuelvo del trabajo para descubrir que ya no tengo escalera. (Putas remodelaciones, cuanto te quiero hermana ¬¬). Las opciones para subir aquí son una escalera delgada y peligrosa, como de equilibrista de circo en época de hambre, o un andamio construido por fuera de la casa en peligrosa diagonal. ¿No es preciosa la vida?

Me despido. Debo ponerme mi traje de equilibrista y desafiar a la escalera. Mientras bajo los "peldaños" me imaginaré mañana temprano, subiendo por la escalera para suicidas, ataviada con mi toalla y el shampoo entre los dientes...


4 comentarios:

Aelo dijo...

¡¡¡FOTOOOOOOOOOOOO!!!

Junpei dijo...

Omg!! O_O con esto confirmo que las hermanas se hicieron pa joderle la existencia a una xD ¿Y has aprendido piropos albañilezcos? *_*

Francisca dijo...

Es todo un suceso cuando se hacen cambios en casa. Este año arreglaron dos cuartos de baño, y durante un mes mi casa estuvo invadida, llena de ruidos extraños, jajaj xD
Saludos!!!

Janendra Cien Pájaros dijo...

Aelo, :P ¿foto de mí en toalla subiendo la escalera? ¿foto de la escalera? Necesito que me lo aclares.

Mery, no aprendí piropos albañilezcos. Se comportan bastante decentes.

Francisca, es horrible meter al ejercito de albañiles a casa, bien que lo entiendo.