jueves, 8 de octubre de 2009

La feria de la cultura rural

Hoy fue uno de esos días que aborrezco. Cuando me siento inconforme con mi vida, con mi persona, cuando no veo claro a donde voy o que hago aquí. Para animarme un poco me lancé al centro en busca de algún cursillo o taller interesante y como no encontré nada me metí a las tiendas a ver ropa. Es raro que yo tenga ganas de ver ropa, especialmente si no voy a comprar. Soy práctica con esas cosas, si compro, entró.


Husmeé en un par de tiendas y en la de siempre me decidí a comprar ropa interior que ya me hacía falta. Cuando apenas llevaba un sostén en la mano, me abordó una chica muy simpática promocionando una tarjeta de la tienda. A saber dios por que te hacían un descuento en ropa y sólo tenías que dar unos datos. Con mi tarjeta en mano miré aquí y allá de lo más feliz. Hasta que me di cuenta que había perdido la tarjeta xDDDDDDD Me volví a buscarla dos veces y nada. Ya iba tristona a la caja cuando la vi brillar en una de las mesas. Me ahorré lo de un sostén con la tarjetita.


Como ya llevaba poco dinero pensé en volver a casa. Pero ya en el arranque total me largué a la feria de la cultura rural. La feria se hace una universidad llamada Chapingo. La feria es especial por que Chapingo no es una escuela común, está dedicada a la agronomía y agricultura. Recluta a sus estudiantes en las comunidades campesinas de todo México y los trae acá con un sistema de internado. El resultado es que tienes a personas de los lugares más recónditos de México, muchos de ellos indígenas de las culturas más ricas, reunidos en un sólo lugar. La feria se organiza cada año y trae a comunidades diferentes con muestras de su artesanía, música y danza. Cosas que raramente veríamos aquí. Sobre todo la música y la danza es un plus dentro de otro. Son los chicos de las comunidades quienes traen a la gente. No es la parte turística, si no la verdadera esencia de esos pueblos, cosas que incluso en el mismo estado sería difícil ver. Y la música, es la oportunidad para ver a las bandas de viento, a los soneros y huapangueros. Toda esa música típica que rara vez se puede escuchar en vivo.


Me brincaré toda la sección de artesanías por que :P muchos ojos poco dinero. Me instalé en el centro de espectáculos dispuesta a divertirme. Me tocó un grupo de son que me encantó, se llama Son del pueblo y la curiosidad es que tocaron puras chilenas :P música inspirada en las cuecas chilenas. Ellos eran de guerrero y contaron que las chilenas se hicieron populares cuando la fiebre del oro, o.o no sabía. Me encantaron.


Esta es una cueca chilena


Acá una chilena



No hay comentarios: