lunes, 23 de noviembre de 2009

¡O maravilla de maravillas!

Que chulería es tener ropita lavada, seca y olorosa a suavitel en menos de una hora. A mi casa la primera lavadora debió llegar cuando yo anda por los trece o catorce años. Antes de eso el lavadero era el centro del sufrimiento. Me pasé mis buenos domingos, y algunas tardes entre semana, dale que te pego a la ropa. Lavar era horrendo. Había que darle duro a la tallada contra el cemento del lavadero una y otra vez. Echar agua y enjuagar mil veces por que el jabón nunca terminaba de irse.

Horror de horrores si la ropa era blanca y estuvo remojándose en cloro. Mi madre era tallofílica, pero yo prontamente desarrollé la técnica de tres tallones, agua y me conformo con que huela a limpio. La mezclilla era otra tortura, era pesada nada que ver con la que se usa ahora. Secar era otro brete. Que los caracoles te ampararan para que no lloviera o el viento no volara la ropa, (eso podía significar empezar de nuevo). La tendías y a ver cuando la secaba el sol. Podía pasar días tendida sin que acabara de secarse. A mi mamá le tocó peor. Ella era de rancho y nos contaba que iban a lavar al río. La ropa les tenía que quedar impecable y pobres si por andar jugando se les ensuciaban las sábanas. Que feo ;O;

Que diferencia ahora. Voy con mi cestito a la lavandería. Un rato en la lavadora, otro en la secadora y a casa. Cuantas maravillas encierra la tecnología.

4 comentarios:

白鬼 光 dijo...

Yo me la daba de floja y nunca lavaba ^^U...
Mi madre pagaba el pato, la pobre.
Pero ahora con lavadora hasta le lavo la ropa a ella y a mi padre. Ahhh, la modernidad y las ganas que te dan de colaborar XD.

Aelo dijo...

Mi abuela siempre dice que la lavadora es el mejor invento del mundo. También le tocó el rio y la artesa, siendo una familia de 7 hermanos y teniendo trabajadores en casa eran días enteros lavando, de sólo pensaro >.<

Yanelit dijo...

Si martirio!!! A mi me toco aun de muy niña ir con mi madre a lavar al rio, aunque mientras ella se fregaba lavando yo me la pasaba chacoteando en el agua, en fin ahora si hasta dan ganas de lavar y hay mas tiempo para otras cosas. De acuerdo con la Abuela de Aelo es el mejor invento del hombre jeje

Lúcia Cien Pájaros dijo...

Ja, ja, mira que colaboradora saliste. Claro con lavadora hasta yo :P Bueno la verdad yo no. Me da una flojera tender. ¡Que cada uno lave la suya!

Aelo, yo también lo creo. Nada te libera más que una lavadora. Es que eran jornadas maratónicas.

Yanelit, o.o anda yo creí que eso ya ni de chiste. Como ayuda la lavadora, deberíamos hacerle un monumento.