miércoles, 22 de septiembre de 2010

Yo tarzán, tú flojitaycooperando

Los foros son lugares magníficos para conocer personas, me han dejado momentos muy gratos y amigos y conocidos que agradezco. Pero a veces, francamente, me harto de ellos.

Yo soy una persona directa. No suelo andarme con rodeos, no maquillo las cosas y no desperdicio tiempo adornando mis palabras para que suenen dulces. Me gustan las opiniones inteligentes, los temas interesantes y la brillante información dominguera; eso es lo que busco en un foro.

Mi primer problema con los foros reside en que al parecer si no hablas de amor y buenos deseos, si no pones caritas de ^^ *0* T.T y dices oh cariño, sweetie, sweetie, te suelen tomar como un borde, pasado y agresivo. Detesto el amiguerismo incondicional, a los amigos del admin, de bjdoll; la censura implícita de dreams; la complacencia de sod; y que haya tan poca gente en legión y abjdinn. Me harta, me fastidia, que haya gente por el mundo que se toma todo como una afrenta personal. Que no pueden pensar que se escribe para muchos, que los foros están hechos para debatir además de compartir.

Mi segundo problema con los foros reside en que si no me muerdo la lengua, me cuelgan. No lo entiendo. Soy gruñona, sí, cabrona, también, pero no voy por la vida insultando a las personas y llamándolas de todo. Pero es como si este mundo estuviera plagado de conejitos encantadores, y, por las reacciones que tienen, yo fuera una jararaca dorada. Agradezco infinitamente que por allí anden también algunos lobos, tigres, otros reptiles y la arpía, porque sin ellos yo moriría asfixiada de tanta conejidad asquerosamente dulce.

El conejo dice: ¿Eso es una Janendra?

Y claro, para vivir en este mundo de conejos de ojos saltones, suelo cuidar mucho mis palabras. ¡Alcen las manos mis pobres contactos de messenger convertidos en editores de mis post! Pobres de ellos y pobres de mí. Por mucho edit que le de al texto yo soy lo que soy: una jararaca dorada quisquillosa y gruñona, pero siempre dispuesta ayudar, incluso a los conejos que huyen despavoridos de mí. (De vez en cuando me como uno que otro, no lo niego. Las jararacas somos así…)

Es tan cansado ir por la vida editándose uno mismo. Y en estos momentos yo me encuentro más que cansada. Quizá en mis ratos de ocio me de por aprender el idioma conejo. Nah, eso no me lo creo ni yo :P

La Janendra dice: ¡Oh, cariño, dulzura! ^o^ ¡arrímate que no muerdo!


Las imágenes son de:
http://ladefederosario.blogspot.com
http://www.ecomed.org.ar/

2 comentarios:

Aelo dijo...

Bienvenida a mi mundo, me cansa tener que vivir en un mundo rosa y que cuando digo "¿para qué ponerle vuelitos a las cortinas?" me acusen de "poco sensible" y/o "poco femenina". Los arquetipos son una mera estupidez y cada quien es como es.

Janendra Cien Pájaros dijo...

Así debería ser, pero los conejitos son mayoría. Tú dices si los despachamos juntas... Hacen guantes calientitos.