sábado, 4 de diciembre de 2010

Curiosidades janéndricas

Esto lo posteé en Mujeres y Latinas, pero creo que se merece un apartadito en mi blog.


Esta semana toca hablar de los hobbies, esas actividades que hacemos para distraernos del mundo malvado y su cruel cotidianidad. Les contaré una de mis aficiones más costosas :p Hasta hace poco tiempo yo era un ser que aborrecía los celulares. ¿Entrarle yo a esas cosas? ¡Nunca! Los celulares son cosas del demonio, decía. Pero claro cediendo a argumentos de salvaguarda física y emocional me compré uno. Horror de horrores, es una cosa fantástica. Me levanta por las mañanas, me entretiene con sus tonos simpáticos, me recuerda cosas por hacer y claro, me permite mensajear a todo el mundo.

Cuando me aburro y no tengo nada mejor que hacer me pongo a mandar mensajitos. Según me de el humor, y el crédito, puedo mandar pedidos de socorro, avisos del Apocalipsis por venir, exigencias alimenticias o, como el otro día, vender seguros para el fin del mundo :P No sé qué pensarán mis contactos pero es la mar de divertido escribir un mensajito y ver lo que viene de vuelta; lo que me río cuando mis amigos se meten en el juego. También es genial cuando pido comida *_* y me traen algo. O cuando veo a mis familiares y se ríen nada más verme. Y para muestra mi más reciente travesura celulárica:

Mi mensaje:

Estimado señor(a): El fin del mundo está cerca. ¿Ya consideró la importancia de contratar una de nuestras pólizas para Apocalipsis? Tenemos la mayor cobertura del mercado, desde meteoritos a ira divina, usted estará cubierto. ¡No lo deje para mañana, asegúrese hoy!


Respondiente anónimo 1:
¡Ah que interesante! ¿Y cuáles son las tarifas? ¿Sólo cubre mi vida actual o la próxima?

Tenemos tarifas desde 100 dólares. Nuestras pólizas salvaguardan su vida actual luego del fin del mundo, pero podemos analizar su historial karmático y ver que podemos ofrecerle para su siguiente vida. Si usted gusta un representante lo visitará más tarde en su messenger.

Respondiente anónimo 2:
Gracias pero ya he realizado tres intentos de suicidio y por seguros como ese he perdido la oportunidad. Gracias, pero por el momento no lo necesito.

Apreciado señor, nuestras pólizas, una vez liquidadas, pueden cancelarse en cualquier momento. Pero adelantándonos a sus necesidades, por un pequeño costo extra, le ofrecemos asistencia en el suicidio. Tenemos una amplia gama de muertes por elección. ¡Su vida y su muerte soñadas están con nosotros!

Muy interesante servicio, comienza a interesarme…

Respondiente anónimo 3:
¿Y el precio es mi alma? ¡Olvídalo Satanás, no caeré en tu trampa sucia!

Sinceramente las almas están sobrevaloradas. Preferimos dólares o metales preciosos.

Leyéndome creo que tengo futuro como vendedor de seguros :D Ya saben si les llega algún mensaje extraño, no se asusten, soy yo muerta de aburrimiento.
----------------------------------
Del Janéndrico a su cerebro:
Es la mar de divertido: Es muy divertido.
Celulárica: referente al celular.
Respondiente: Que me envío una respuesta.
Karmático: relativo al karma.

No hay comentarios: