martes, 22 de marzo de 2011

Demasiado tarde. Demasiado poco. Demasiado allá de mis límites morales. Demasiada fantasía. Necesito exorcismo musical:

No hay comentarios: