martes, 3 de abril de 2012

La innecesarea

Déjenme mirar hacía atrás, en los últimos seis meses todas, TODAS, las mujeres embarazadas que conocí tuvieron sus hijos a través de cesáreas. ¿Es normal? Es increíble que ahora se considere raro tener un parto de forma natural.

Muchas de las cosas que se hacen durante un parto no son para preservar la salud de la madre, son para facilitarle el trabajo al personal médico. La postura para parir, elegida para que el medico esté cómodo, es la peor para la mujer. En vez de enseñarlos a prevenir desgarros los enseñan a cortarlas a todas, lo necesiten o no. Un corte aquí, un corte allá, y rapidito que llevo prisa y tú aquí te callas porque quien sabe soy yo. Las mujeres en labor son como locas enjauladas.

Esta tendencia a la violencia obstétrica, otra más que nos toca zamparnos en este mundo,  por desgracia no es rara. En la postura de la medicina hacía las mujeres, y sus cuerpos, el machismo a calado hondo. Uno de los insultos más comunes hacía la mujer es que está loca y es así como muchos médicos nos ven, mujeres nerviosas, histéricas, locas. Se recetan más tranquilizantes a las mujeres, se hacen más cirugías innecesarias a las mujeres, pero se hacen más estudios e investigaciones sobre la salud de los varones.

Tristemente el parto es otra víctima de la falta del respeto a la mujer y los procesos naturales de su cuerpo, un damnificado más de aquellos que sólo quieren el dinero fácil. Yo no tengo ningún hijo, pero si llego a embarazarme no quiero parir en un hospital, donde sean otros los que decidan cómo y cuándo daré a luz. Es costumbre acá que todas entren para parto natural y todas salgan con su costurón en el vientre. Se ahorra tiempo, se cobra más. Tengo siete hermanas y las historias de sus partos, de la atención médica que les brindaron, son aterradoras. Una vez que entras al hospital tu voz deja de existir.

Chéquense este video, no hay palabras para explicar mejor por qué las altas tazas de cesáreas son una vergüenza, y que es responsabilidad nuestra hacernos escuchar:








No hay comentarios: